foto1
foto1
foto1
foto1
foto1
-
El PRD está obligado a diseñar urgentemente una estrategia integral en la perspectiva de transformar las condiciones sociales y políticas actuales y construir una agenda vinculada a sociedad civil hacia las elecciones presidenciales del 2018, las doce elecciones para gobernador y una intermedia local en el 2016, así como las del 2017.Leer más

9 PUNTOS

XIV CONGRESO NACIONAL EXTRAORDINARIO DEL PRD SE REALIZARÁ DEL 17 AL 20 DE SEPTIEMBRE.

Leer más

Convocatoria

Convocatoria al XIV Congreso Nacional Extraordinario DEL PRD

Leer más

Congresistas

Congresistas al XIV Congreso Nacional Extraordinario DEL PRD

Leer más

Propuestas

Propuestas a modificar en el XIV Congreso Nacional Extraordinario DEL PRD

Leer más

 

Formulario de acceso

LÍNEAMIENTOS PARA EL FORTALECIMIENTO DE LA ESTRUCTURA, ORGANIZACIÓN Y DIRECCIONES PARTIDARIAS.

El Partido de la Revolución Democrática debe presentarse como una opción real y atractiva de una izquierda que ofrece cambios de fondo, modificando prácticas que han dañado su institucionalidad y legalidad internas.

Debemos atender con seriedad, cambios impostergables en la vida interna del partido, en su relación con sus gobiernos, sus legisladores y su relación con la sociedad, por lo que este congreso resuelve los siguiente lineamientos:

1. Las direcciones nacional y estatales llevarán acabo una evaluación de la situación organizativa del partido y de las transformaciones que deben realizarse para garantizar el adecuado funcionamiento de sus diversas instancias. Para lo cual realizaran un proyecto nacional de organización que será sometido a la discusión y aprobación de la Conferencia Nacional Organizativa que se deberá realizar a la brevedad posible, sin menoscabo de las acciones inmediatas que se enumeran a continuación.

2. La Dirección Nacional debe sustituir de inmediato a las direcciones que ha perdido autonomía y se han subordinado a los gobiernos locales. Asimismo, a partir de un urgente análisis estado por estado y con la participación de los dirigentes locales, se tomarán medidas para reestructurar a fondo las direcciones partidarias en aquellos estados en los que se obtuvo el 5% o menos de la votación, como la designación de delegados especiales o la conformación de Direcciones en las que participen dirigentes nacionales y estatales, según sea el caso, con funciones y facultades que les permitan coadyuvar e implementar un programa de crecimiento partidario para ser una opción política y electoral competitiva.

Las direcciones deben recuperar su rol prominente y asegurarse que haya condiciones para el crecimiento del partido en todo el territorio nacional fomentando la inclusión plural en los territorios y el trabajo colectivo e institucional.

Respecto a los órganos autónomos encargados de velar por la institucionalidad y el cumplimiento de la normatividad y los principios partidarios, se deberán integrar con perfiles que garanticen imparcialidad y legalidad por encima de su interés de corriente, estableciendo se las sanciones para quienes incumplan dichos principios.

3. La diversidad y pluralidad internas del PRD, que han sido una de sus grandes riquezas de origen, y de las cuales surgieron varias corrientes políticas que se propusieron enriquecer el debate y fortalecer el Partido, terminaron convirtiéndose en grupos de interés y de presión contrarios al interés general del Partido, sustituyendo la institucionalidad de los órganos de dirección y privilegiando los acuerdos por encima de la legalidad.

Las llamadas corrientes internas del PRD deben reconstruirse sobre nuevas bases para que efectivamente enriquezcan la vida democrática e intelectual de la organización, y dejen de ser grupos de presión y así evitar que sustituyan a los órganos institucionales de dirección del Partido.

Así mismo, al asumir un cargo en la Dirección del Partido, dicho funcionario deberá separarse de la corriente interna a la que pertenece y adoptar una figura institucional.

Instituir mecanismos para que afiliados que no pertenezcan a expresión alguna puedan acceder a puestos de dirección.

Todo lo anterior implica hacer una revisión integral y una modificación de las normas internas y prácticas del partido, que impacte en los mecanismos de elección interna para la conformación de las direcciones del partido, así como de la elección de los representantes populares que postulará nuestro instituto político, evitando el monopolio de las corrientes y los mecanismos de cuotas para la definición de los espacios de las instancias partidarias, y las candidaturas y puestos de representación que corresponden a nuestro partido. Se debe privilegiar la trayectoria y el perfil de los candidatos a ocupar puestos de dirección o cargos de representación popular independientemente de la pertenencia a una corriente.

4. Las Direcciones Nacional y Estatales del PRD tiene que articular una relación estrecha con los gobiernos locales emanados de sus filas para discutir y acordar con ellos los grandes lineamientos y acciones importantes de políticas públicas. Los gobernantes del PRD deben ser observados por la Dirección Nacional para verificar el cumplimiento de los compromisos hechos en campaña. Además se debe garantizar que las direcciones estatales tengan plena autonomía frente a sus gobiernos.

Los grupos parlamentarios en el Congreso Federal y en los congresos estatales, no han sido sujetos de un seguimiento y vigilancia de su actuación, ni por la Dirección Nacional, ni por las direcciones estatales. Terminaron actuando como si fueran autónomos del Partido y, en un número importante y se se sometan a los intereses de los gobiernos de partidos contrarios al PRD, tomando decisiones, como la aprobación de las cuentas públicas y otras medidas claramente antipopulares, lo cual provoca un descrédito social de la imagen pública de nuestro partido.

Pora ello se conformarán dos comisiones de elaboración y definición de políticas públicas y programáticas que sean vinculatorias para todos los gobiernos y legisladores emanados del Partido; una comisión que determine la política económica y los temas concurrentes a ésta, y otra comisión que defina la postura del partido en materia de régimen político, que incorpore temas sobre la gobernabilidad, la democracia representativa y participativa, la seguridad, la justicia, los derechos humanos, el combate a la corrupción y a la impunidad, entre otros factores de gobernanza.

5. El PRD debe buscar los mecanismo más idóneos para reincorporar a la intelectualidad progresista, democrática y de izquierda del país, que se han distanciado del partido.

Por lo cual se deberán conformar consejos consultivos nacional, y estatales en los que participen los principales dirigentes, gobernantes y legisladores del Partido, así como personalidades relevantes de la intelectualidad y de la sociedad civil.


6. La formación política debe ser una actividad permanente que fortalezca y renueve liderazgos de la militancia de mujeres, hombres y jóvenes, enfatizando el relevo generacional y ético que el Partido requiere. Para ello, debemos impulsar la creación de la Escuela Nacional de Cuadros y convocar a los expertos del partido, intelectuales, universitarios y profesionistas para que participen en talleres, seminarios, cursos y diplomados.

El PRD y sus dirigentes deben ser protagonistas del debate público a nivel nacional y en todas las entidades, con iniciativas y políticas públicas que deben explicarse y conectarse con la ciudadanía para darle sentido ético al servicio público.

Retomar las tareas de análisis, investigación, editoriales y de difusión a través de la creación de una fundación del Partido con ese objetivo. Con ello fortaleceremos el impulso del debate de las ideas. Fundamentar públicamente la selección de nuestros funcionarios considerando, entre otros, el perfil requerido para el cargo.

7. Se deberá actualizar y aprobar el Código de Ética Partidaria y darle las mayores atribuciones a la Comisión de Ética del PRD, para convertirla en un instrumento que investigue actos contrarios a la normatividad del PRD y proponga las acciones necesarias para corregir y en su caso sancionar ese tipo de conductas.

Se deberá realizar la reforma estatutaria para armonizar administrativa y jurídicamente al Partido con la nueva normatividad en materia de Transparencia.

8.- Debemos promover de manera permanente y eficaz nuestras causas y forjarnos una identidad clara frente a la ciudadanía. Es momento de renovación y eso implica proyectar el perfil de izquierda que representamos. La situación obliga al partido a una intensa ofensiva política.

Contar con un equipo profesional de comunicación y hacer más eficientes y profesionales todas las áreas de comunicación del Partido son indispensables.

El Partido debe impulsar una estrategia de comunicación. Los órganos de dirección están obligados a dar a conocer el contenido de las posiciones del Partido en cada coyuntura. Dentro de la estrategia se debe contemplar la comunicación por regiones, para atender a sus diversas características.

El Comité Ejecutivo Nacional aprobará en los próximos 45 días un manual de comunicación que será de observancia obligatoria para todo el país.