foto1
foto1
foto1
foto1
foto1
-
El PRD está obligado a diseñar urgentemente una estrategia integral en la perspectiva de transformar las condiciones sociales y políticas actuales y construir una agenda vinculada a sociedad civil hacia las elecciones presidenciales del 2018, las doce elecciones para gobernador y una intermedia local en el 2016, así como las del 2017.Leer más

9 PUNTOS

XIV CONGRESO NACIONAL EXTRAORDINARIO DEL PRD SE REALIZARÁ DEL 17 AL 20 DE SEPTIEMBRE.

Leer más

Convocatoria

Convocatoria al XIV Congreso Nacional Extraordinario DEL PRD

Leer más

Congresistas

Congresistas al XIV Congreso Nacional Extraordinario DEL PRD

Leer más

Propuestas

Propuestas a modificar en el XIV Congreso Nacional Extraordinario DEL PRD

Leer más

 

Formulario de acceso

Debemos acabar con la práctica de órganos de papel a efecto de que los miembros de los comités y de los consejos deliberen y tomen decisiones libremente en el ámbito de sus atribuciones. Esto es esencial para recuperar y fortalecer nuestra institucionalidad y conformar direcciones fuertes.

La Dirección Nacional debe sustituir de inmediato a las direcciones que están secuestradas por los gobiernos locales. Asimismo, a partir de un urgente análisis estado por estado y con la participación de los dirigentes locales, se tomarán medidas para reestructurar a fondo  las direcciones partidarias en aquellos estados en los que se obtuvo el 5% o menos de la votación, como la designación de delegados especiales o la conformación de Direcciones en las que participen dirigentes nacionales y estatales, según sea el caso, con funciones y facultades que les permitan coadyuvar e implementar un programa de crecimiento partidario para ser una opción política y electoral competitiva.

En ese mismo sentido, deben adoptarse un plan nacional de organización que especialmente tome en cuenta la importancia estratégica que tienen el Distrito Federal y el Estado de México por su densidad política y electoral.

El PRD debe proponerse la inclusión plural en los territorios y el trabajo colectivo e institucional, lo cual significa que los militantes promuevan al PRD ante los ciudadanos.

Las direcciones plurales deben recuperar su rol prominente y asegurarse que haya condiciones para el crecimiento del partido en todo el territorio nacional y terminar con la mediocridad de quienes administran la marginalidad. Liberar a los órganos autónomos de sus yugos facciosos para que hagan valer el Estatuto sobre los acuerdos de facciones.

Conformar consejos consultivos nacional, y estatales en los que participen los principales dirigentes, gobernantes y legisladores del Partido, así como personalidades relevantes de la intelectualidad y la sociedad civil.

Las llamadas corrientes internas del PRD deben reconstruirse sobre nuevas bases para que efectivamente enriquezcan la vida democrática e intelectual de la organización, y dejen de ser grupos de presión y así evitar que sustituyan a los órganos institucionales de dirección del Partido. Así mismo, al asumir un cargo en la Dirección del Partido, dicho funcionario deberá separarse de la corriente interna a la que pertenece y adoptar una figura institucional.

Requerimos incorporar el proceso de la elaboración programática como un asunto estratégico en la construcción y el reposicionamiento del PRD. Le apostamos a la unidad de las izquierdas y la unidad hay que construirla con base a la definición programática y particularmente en la construcción de una plataforma hacia el 2018 que unifique al conjunto de las fuerzas de la izquierda.

El Consejo Nacional deberá PRD mandatar a los Comités Ejecutivos Estatales y Municipales para que informen al Comité Ejecutivo Nacional los nombres de las y los militantes del partido que participaron en las elecciones del pasado 7 de junio por otro partido político, contraviniendo los acuerdos y definiciones electorales para la consolidación electoral de nuestro proyecto partidario.

Por lo anterior y con base al artículo 116, Título Sexto, Del Congreso Nacional, Capítulo Primero, Del Congreso Nacional que a la letra dice: ‘El Congreso Nacional es la autoridad suprema del partido. Sus acuerdos y resoluciones son inatacables y de cumplimiento obligatorio, establece que para todas las organizaciones y órganos del partido.

En ese sentido, el Comité Ejecutivo Nacional presentará al Congreso Nacional una lista de nombres de militantes del partido que participaron como candidatas y candidatos por otros partidos políticos, para que se someta a la consideración del Congreso la cancelación de su afiliación definitivamente.